18 julio, 2014

Viajar y aprender

alex, guerra, arqueóloga, viajar, aprender
Alex Guerra, escritora, arqueóloga, viajera,… y blogger
(imagen extraída de Google images)


Una de las grandes ventajas de ser blogger es que te entregas a tus seguidores, a ofrecer algo, algo útil, interesante, bien documentado. En el proceso, el blogger crece, engorda su conocimiento. En el afán de compartir se alimenta de sus experiencias, sus conocimientos, los estructura, los construye. Digamos que toma materia prima, retazos de recuerdos, fotos, anécdotas, sonidos, experiencias, vivencias, lecturas, comentarios,… y construye una realidad nueva que publica para regusto de sus seguidores.

Hoy os traigo un blog de una enamorada de los viajes, los más lejanos y también los cercanos. Se trata del blog "Aprender viajando…". Leer una entrada de Alex Guerra en su blog es sentarse en un banco de una plaza de un pueblo a charlar con ella, es viajar sin moverse del sitio, es aprender sin apenas estudiar. Es didáctica, escribe como habla; escribe bien Alex. Viaje y literatura van con ella de la mano porque escribir es otra de sus pasiones, queda claro en su blog personal

Es una figura poliédrica, que merece la pena descubrir. Para seguir a Alex hay que practicar algo de arqueología, como ella. Con paciencia y dedicación puedes encontrarte con un universo plagado de riqueza cultural, de vivencias compartidas, de misterios desentrañados.

Echa un vistazo, por ejemplo a su entrada más reciente, la que nos descubre la "lujuria en los templos cristianos de España": impresionante lo que se oculta en los templos cristianos más antiguos en nuestro país. Y si creías que el canibalismo es cosa anecdótica, lee esta otra entrada: "Canibalismo ayer y hoy: ¿ritual, fetiche, demencia o supervivencia?". Te dejará sin palabras.

Yo te dejo con su blog "Aprender viajando…" por ahora. Y ahora que vienen las vacaciones para casi todos, siéntate cómodamente y viaje y aprende y escribe y cuenta, cuéntanos.

Hasta el próximo viernes.

Visitar "Aprender viajando..."
Visitar más blogs aquí
Crítica: Miguel A. Brito